Consejos para fotografiar en ambientes urbanos desolados

El ser humano siempre ha tenido fascinación y gusto por el caos y la destrucción, por ello muchos de los programas de televisión más vistos son aquellos donde muestran situaciones caóticas y las películas de Hollywood más taquilleras son las plagadas de explosiones, escenas de destrucción de edificios y ciudades, y por su puesto las ambientadas en ambientes o mundos pos-apocalípticos. Esta atracción por las atmosferas donde prevalece la destrucción también se evidencia en el arte y en los artistas como en el caso de los fotógrafos, quienes aprovechan al máximo cada oportunidad donde encuentran un lugar destruido o desolado, por ello en los siguientes párrafos te indicaremos algunos consejos a seguir para lograr realizar capturas de alta calidad en dichos espacios.

Desde fabricas e infraestructuras industriales abandonadas hasta edificios, complejos residenciales y demás lugares desolados son del agrado de los fotógrafos que siguen la tendencia o corriente del arte urbano, sin embargo, es importante recalcar que además de la caótica estética, estos lugares son potencialmente peligrosos, por lo que las personas que deseen realizar fotografías en dichos sitios deshabitados deberán tomar precauciones para prevenir posibles accidentes tales como caídas, deslizamientos o derrumbes.

Primeramente, para hallar un edificio deshabitado o estructura parcialmente destruida para lograr estupendas fotografías urbanas puedes valerte de las útiles tecnologías de geolocalización tales como los mapas de Google y demás aplicaciones de búsqueda satelital, donde podrás ubicar lugares deshabitados y abandonados teniendo en cuenta que dichos lugares suelen ubicarse alejados de las zonas centrales y más concurridas, es decir lejos de la ciudad y en ubicaciones muy poco visitadas o accesibles. Asimismo, también puede ser útil dialogar con habitantes de la zona de avanzada edad ya que estas personas conocen las primeras edificaciones que se construyeron y que posiblemente han sido abandonadas.

La segunda sugerencia que te recomendamos es que nunca acudas solo a realizar este tipo de fotografías cuando localices el lugar caótico y desolado donde vayas a fotografiar, ya que dado al peligro de estas localizaciones siempre resulta provechoso contar con un compañero o amigo que pueda asistirse en cualquier tipo de emergencia. Ahora bien, el profesional de la fontanería Juan quien además de laborar en Fontaneros también es fotógrafo en su tiempo libre, recomienda a sus colegas que en los edificios desolado o arquitecturas destruidas siempre se deben realizar fotografías naturales sin manipular el ambiente en cuestión, ya que, al intentar mover, romper o desplazar algún objeto de la infraestructura abandonada se puede producir un derrumbe o accidente peligroso.

Por último, es importante llevar a dichos lugares solo el material necesario para la fotografía y para el fotógrafo, es decir la cámara fotográfica, los lentes y demás accesorios, agua y toallas o servilletas para limpiar el dispositivo que tiende a ensuciarse de polvo, humedad y demás desechos que pueden encontrarse en estos ambientes desolados, ya que es importante no tener un equipaje muy pesado y poco ortodoxo dado a que es posible que debas correr o salir de inmediato de las instalaciones si se presenta una emergencia.